D. José Ramón Navarro analiza en la UAX las cuatro décadas de andadura de la Audiencia Nacional y sus principales retos

12/03/2018

La Universidad Alfonso X el Sabio ha recibido esta mañana la visita del presidente de la Audiencia Nacional, quien ha sido el encargado de impartir una nueva conferencia en el marco del séptimo curso de la Cátedra Real Fórum de Alta Dirección de la UAX. Celebrada hoy lunes -12 de marzo-, a las 12:30 horas, en la sala de vistas del Edificio C de la Universidad, D. José Ramón Navarro Miranda ha estado respaldado por la máxima autoridad de la institución, D. Jesús Núñez Velázquez, el Rector D. José Domínguez de Posada, y por el director de esta Cátedra de la UAX, D. Carlos Escudero de Burón.  

Tras las palabras de bienvenida del presidente de la UAX, D. José Ramón Navarro Miranda tomó la palabra ante un aforo completo que estaba expectante por conocer la visión del magistrado sobre la situación actual de la Justicia española y algunos de los principales problemas a los que se enfrenta la Audiencia Nacional.

Bajo el título "Pasado, presente y futuro de la Audiencia Nacional y el Sistema Judicial Español”, el presidente de la Audiencia Nacional, desde enero de 2014, pronunció una magistral ponencia en la que hizo un recorrido por las cuatro décadas de andadura de la Audiencia Nacional y los principales retos a los que tiene que hacer frente, como el yihadismo, los casos de corrupción o el narcotráfico. 

Durante sus 41 años de andadura, la Audiencia Nacional, según detalla su presidente, ha investigado y juzgado los asuntos más complejos de la historia, ya que se concibió como un órgano judicial con jurisdicción en toda España para responder de forma centralizada y especializada a una serie de delitos de especial complejidad, como los “delitos económicos graves, la falsificación de monedas, el narcotráfico organizado y las causas de justicia universal”. La lucha contra ETA, y ahora contra el terrorismo islamista, es un tema trascendental que ha marcado la existencia del tribunal. 

Otra de las cuestiones que más quebraderos de cabeza ha supuesto para el poder judicial es la “jurisdicción universal”, la capacidad de los jueces españoles para investigar delitos cometidos fuera del territorio nacional. 

El presidente de la Audiencia Nacional también puso el acento en algunas de las carencias que están sobrevolando el tribunal, entre las que destacan el “tiempo en las resoluciones judiciales”, “muy lentas” en algunas ocasiones, según ha aseverado el magistrado. Navarro achacó este tipo de carencias a los problemas asociados a contar con unas instalaciones que “habría que modernizar” y a “no disponer de presupuesto” propio, ya que éste depende del Ministerio de Justicia o de las comunidades autónomas, siendo -a su juicio- un aspecto que perjudica sustancialmente el poder “agilizar el sistema judicial” en nuestro país. 

Otro de los manifiestos problemas, según Navarro, es que la gran mayoría del montante presupuestario que recibe la Audiencia Nacional, en concreto “el 80 por ciento, se destina en materia de justicia penal”, por lo que merma la rapidez a la hora de dictar sentencias en casos de las salas de lo social o de lo contencioso-administrativo. 

También habría que apuntar, según destaca, a que siguen coexistiendo en España “más de cuatrocientos partidos judiciales”, que hacen que el sistema esté obsoleto, por lo que habría que “reorganizarlos” para contar tan sólo con los que funcionalmente fuesen necesarios en cada circunscripción. Navarro a su vez señala a otro problema: “España es el país que más aforados tiene”, cerca de doscientos mil, aspecto que repercute negativamente en la percepción que la ciudadanía tiene de la justicia española. El magistrado apunta a la “acción popular”, como “la responsable de este aforamiento”.

Futuro de la Audiencia Nacional

El futuro de la Audiencia Nacional, manifiesta su presidente, debería pasar por una “reforma en materia de lo penal”, con una “mejor definición de los delitos complejos”. A su vez, insiste en la urgencia de que se dé un “cambio” a la hora de abordar los delitos cometidos por menores fuera de España, ya que su condición de “menores” hace que estos casos jurídicos no se puedan juzgar en la Audiencia Nacional. 

Unos cambios de cara al futuro que también habrían de pasar, incide, por un “incremento de las competencias de la Audiencia Nacional”, en materia de lo “civil y mercantil”, como la cláusula suelo, ya que -apunta- “si estuviesen centralizados se daría una respuesta más eficaz a todos estos problemas”.

El presidente de la Audiencia Nacional insiste en que “lo que hace que hayan menos delitos es la concienciación de la sociedad”, por lo que hizo un llamamiento a la “educación en valores” para contribuir a la desaparición de estos problemas.

Lazos estrechos con el Poder Judicial

Por su parte, el presidente de la Universidad Alfonso X el Sabio, D. Jesús Núñez Velázquez, durante su intervención recordó que esta institución “mantiene desde hace años una excelente relación con el Consejo General del Poder Judicial”, órgano que colabora especialmente con la formación práctica de los estudiantes de esta Universidad. Precisamente, “a finales de 2018 se cumplen 20 años de vigencia de este acuerdo suscrito por la UAX con el Poder Judicial”, ha indicado, “para que los estudiantes puedan realizar sus prácticas extracurriculares en el Tribunal Supremo”. 

Instantes previos a su intervención, el presidente de la Audiencia Nacional firmó en el libro de honor de la UAX, acompañado por el Presidente, el Rector, el director de la Cátedra Real Fórum de Alta Dirección, así como por diversas autoridades de la institución, entre las que se encuentran, el Gerente, D. Alberto Bueno Girado; el secretario general, D. Enrico Pascucci de Ponte; los vicerrectores Dña. Iris Núñez-Trébol, D. Javier Pérez de Diego y D. Francisco Javier Gabiola Ondarra; la decana de la Facultad de Ciencias Sociales, Dña. Luisa Fernanda Rodríguez Hevia; el decano de la Facultad de Medicina, José Antonio Arias Navalón; y el director de Gabinete Psicopedagógico de la UAX, Dr. D. Andrés García Notario.