Claves para aprovechar bien el tiempo

Todos hemos vivido un final del día en el que nada ha sido productivo. El tiempo ha pasado tan rápido que no hemos sacado adelante ni la mitad de las cosas que teníamos pensadas al comenzar el día. Además, las miles de distracciones que aparecen, hacen que el tiempo dedicado a estudiar o a preparar los exámenes se nos haya escapado volando…

Hay quien dice que todas estas pérdidas de tiempo que nos rodean son provocadas por “ladrones del tiempo”.  Por eso hoy en la UAX nos gustaría aconsejarte cómo aprovechar  bien ese valioso tiempo a partir de sencillas estrategias empleadas en el mundo de la productividad y que son muy útiles para la vida diaria de un estudiante:

  • Al empezar el día, haz una lista con las tareas a realizar. Apuntar en una lista las cosas que tienes que estudiar, el libro que sacar de la biblioteca, o que trabajos tienes en marcha. También encontrarás un refuerzo positivo en el ir tachando de esa lista los trabajos realizados. Procura que las tareas sean concretas: no apuntes simplemente “estudiar”, sino “resumir y subrayar la lección 3 de tal asignatura”. Cuanto más concreto sea lo que apuntas, más fácil será llevarlo a cabo. Apúntalo en una agenda o en un cuaderno que tengas cerca. Lleva tu lista de tareas contigo.
Lista de prioridades

eltontodelacolina.blogspot.com.es*

  • Las tareas que te van a llevar solo unos minutos hazlas inmediatamente. Pero si necesitas más tiempo, programa cuando podrás hacerlas. Ponlas en tu calendario en una hora y un día concreto. Te llevará algo de tiempo hacer esta programación pero obtendrás las satisfacción de poder verlas cumplidas.
  • No hagas mil cosas a la vez. Preparar apuntes, estudiar y contestar a un e-mail al mismo tiempo hará que no hagas ninguna de esas cosas bien. O que las dejes a medias. La multitarea o el hacer muchas cosas a la vez, está probado que disminuye la eficacia. Dedica tiempo concreto a cada cosa y date el gusto de dejar las cosas terminadas para poder tacharlas de tu lista de tareas pendientes.
  • Trata de evitar las distracciones: Los mensajes, el e-mail, las redes sociales, las llamadas y mil otras cosas rompen ese trabajo sostenido que estás realizando. Los mejores momentos para sacar trabajo que requieran mayor concentración son las primeras horas del día. No dediques ese instante a contestar e-mails, mirar las redes sociales o a tareas que no sean verdaderamente importantes.

 

Redes Sociales

 

  • Unifica tus distracciones: Une las cuentas de correo, el tiempo de internet o tus redes sociales. Reduce el tiempo que dedicas a gestionar el abrir y cerrar pantallas, sea en el teléfono o en el ordenador. Silencia el teléfono y sus mensajes, el tiempo que estás centrado tratando de estudiar, o haciendo tareas concretas. El uso del transporte público es tiempo útil para algunas de estas cosas que habitualmente te distraen.
  • Asigna prioridades a cada una de esas tareas. Haz las más importantes primero. Procura no posponer las cosas que has marcado como importantes. Por mucho que te cuesten, si pasa mucho tiempo sin que las hagas, plantéate si no son importantes o si deberías tomar medidas concretas para llevarlas adelante.

 

To-Do-Notepad2-619x346

 

El gusto de ver que esa lista se rellena con cosas nuevas y ver los días en que has resuelto es un refuerzo muy positivo. Seguro que pronto adquirirás un mayor control de tu vida diaria.

En la UAX queremos que aproveches ese tiempo que has ganado con la puesta en práctica de estos trucos. Ese tiempo ganado es tiempo que puedes emplear para cosas que te gustarían hacer y nunca puedes. Ánimo con ello.

Tips para superar con éxito el periodo de exámenes. Consejos del Gabinete Psicopedagogico de la UAX

Desde el Gabinete Psicopedagógico de la UAX nos dejan unas una serie de recomendaciones útiles para afrontar adecuadamente el periodo de exámenes:

  1. Preparación de un examen.

Para prepararse correctamente un examen es necesario contar con el tiempo suficiente para trabajar el material (leer, subrayar, resumir…) y tiempo para memorizar.

El tiempo dedicado al estudio debe ser aprovechado, lo prioritario no es la cantidad, sino la calidad del tiempo.

Es necesario dejar tiempo también para repasar lo estudiado. Nunca dejar este repaso para la misma mañana del examen o la tarde anterior, ya que de esta forma, nos puede crear angustia y poner en duda lo que sabemos.

  1. Como gestionar la presión, el estrés y/o la ansiedad durante el periodo de exámenes:

Es importante tener en cuenta que ante un examen es normal que estemos activados, esto nos prepara para la acción y nos ayuda a estar más atentos, y concentrados, hace que percibamos, pensemos y actuemos con mayor claridad. Por tanto, una ansiedad moderada facilita el rendimiento.

Si uno se empeña en no sentir esta ansiedad, sucede todo lo contrario, nos ponemos mucho más nerviosos.

Por tanto, para excesiva ansiedad, es importante realizar cualquier actividad de ocio y deporte que nos ayude a descargar presión, así como llevar bien preparado el examen y dormir y comer adecuadamente durante el periodo de exámenes.

  1. Como mejorar la concentración:

Para mejorar la concentración es necesario limitar el tiempo de estudio y no estudiar durante muchas horas seguidas sin descansar.

Lo aconsejable es marcarse intervalos de tiempo alternando estudio y descanso. Lo ideal es estudiar durante 50 minutos seguidos y descansar 10 minutos, de esta forma conseguiremos que nuestra cabeza descanse y vuelva a coger fuerzas para continuar estudiando. Si estudiar durante 50 minutos seguidos nos resulta difícil, se puede reducir el intervalo de tiempo, o ampliarlo en el caso de que estemos concentrados.

En los momentos en los que sea difícil concentrarse, te recomendamos que utilices técnicas activas, es decir, realizar esquemas, resúmenes acerca de un párrafo… y de esta forma conseguirás mantener la cabeza ocupada.

Si por el contrario, tras intentarlo varias veces, no consigues concentrarte, lo mejor es que cambies totalmente de tarea a otra más aburrida y vuelvas a intentar estudiar más tarde y mentalizado.

 

A la hora de comenzar la jornada de estudio, estructura las asignaturas en función del grado de concentración, de forma que:

-Si te sueles concentrar más al principio de la jornada, comienza por las asignaturas más difíciles y termina con asignaturas más amenas.

-Si por el contrario te cuesta más concentrarte al principio, comienza por las asignaturas más sencillas y que te gusten más, para terminar con las más difíciles una vez que hayas alcanzado un buen nivel de concentración.

A continuación te damos algunas pautas centrándonos en el momento más cercano al examen y dividiéndolo en los distintos momentos:

cafe

 

 

MIENTRAS ESTUDIAS

  • Es necesario respetar unas horas de sueño para poder mantener un buen ritmo de estudio. Una media de 7-8 horas sería lo correcto, para rendir de una forma más satisfactoria.
  • Realizar un desayuno completo, para afrontar el día con energía y evitar falta de glucosa, lo cual repercute directamente en la concentración, en el rendimiento y en la memoria.
  • Un buen régimen alimenticio es esencial para poder rendir al máximo. Procura que tú régimen sea rico en vitaminas y minerales, variado y equilibrado. Cuando se acercan los exámenes se aumentan las horas de estudio, en este momento se debe incluir en la dieta alimentos ricos en fósforo y calcio, que facilitan un sueño tranquilo y una evocación (recuerdo) rápida.
  • Evitar el consumo excesivo de café o bebidas con cafeína, que nos ayudan a mantenernos despiertos, pero difícilmente a concentrarnos o memorizar como deberíamos y que además provocan nerviosismo y dificultan el descanso.
  • Organiza el tiempo de estudio para hacer todas las cosas que necesites antes del examen (revisar el material, subrayar, hacer esquemas, repasar…)

 

ANTES DEL EXAMEN

 

  • Recuerda que es muy importante equilibrar el trabajo y el descanso. Un cerebro cansado no rinde al máximo.
  • Evita los ‘atracones’ de última hora. Está demostrado que el porcentaje de olvido es mayor en las primeras 24 horas tras el estudio y los temas ‘mirados’ a toda prisa pueden generar confusión en lo realmente aprendido. Pueden hacerte ir a los exámenes con los conceptos ‘amontonados’ y demasiado cansados para poder pensar y sacar partido a lo que sabes.

 

DURANTE EL EXAMEN

 

  • Prepara con antelación lo que tienes que llevar al examen y comprueba que funciona
  • Comprueba la hora y el lugar del examen.
  • Llega con un margen de tiempo adecuado para evitar prisas de última hora.
  • Descansa lo suficiente y evita el consumo de excitantes.
  • Antes del examen y si te pones muy nervioso, evita hablar del contenido del mismo con otros compañeros y evita a quienes te pueden poner más nervioso.
  • Recuerda que en un examen, únicamente, se evalúa tu nivel de conocimiento de una asignatura. Es el momento de demostrar lo anteriormente estudiado.
  • Cuando te entreguen el examen recuerda utilizar el tiempo sabiamente.
  • Lee las instrucciones y las preguntas del examen cuidadosamente. Muchos errores se cometen por precipitación. Termina de leer todas las opciones de respuesta y asegurarte de que comprendes la pregunta y las respuestas.
  • No te pongas nervioso, respira profundamente y suelta el aire pausadamente.
  • Empieza con las preguntas más sencillas, te reforzará y hará que afrontes con mayor seguridad las demás preguntas.
  • Antes de entregar el examen revísalo. Reserva un 10% del tiempo de examen para repasar las preguntas contestadas y asegurarte de que no has dejado ninguna sin contestar.
  • Una vez terminado el examen, ‘no le des más vueltas’, prepárate para afrontar el siguiente. Solo cuando terminen los exámenes y tengas todas las notas será momento de analizar resultados y tomar decisiones para el próximo cuatrimestre.

 

Puedes acceder aquí al  Reglamento de Evaluación académica que debes leer para saber las normas que la UAX tiene en cuanto a la Evaluación.

Además, es importante leer la normativa del examen en el portal de la asignatura para informarte acerca de los criterios de evaluación.

Y por último, ¡Mucho ánimo!, preséntate a los exámenes con decisión e intenta hacerlo lo mejor que puedas. Todo esfuerzo tiene su recompensa.

 

Gabinete Psicopedagógico

UNIVERSIDAD ALFONSO X EL SABIO

Tel: 918109400

psicoped@uax.es

www.uax.es

 

 

logo

Hacer un examen es sencillo, ¿Sabes cómo?

Ya están aquí. Los exámenes nos esperan a la vuelta de la esquina. Son un momento inevitable pero también una oportunidad para demostrar lo mucho que has trabajado en este cuatrimestre. Y es que ya sabes que incluso hacer los exámenes no es una tarea que pueda hacerse a la ligera.

Hoy desde la UAX te proponemos ocho consejos para que hacer bien un examen. (Y eso sin hablar de uno que se da por supuesto: haber estudiado).

tips exmnes

 

1-Deja los nervios fuera del aula. Aunque parece de sentido común, no está mal recordar que los nervios hacen que tu rendimiento decaiga. Respira despacio, emplea frases de ánimo, recurre a tus propios trucos de motivación y relajación. Piensa antes de empezar en lugares o experiencias positivas. Pero no dejes que los nervios participen de tu examen. A fin de cuentas ya has hecho muchos antes con éxito. La tranquilidad y el tener bien oxigenada la mente hacen que todo resulte más fácil.

2- Y una vez que ha empezado el examen… Lee bien y con tranquilidad el enunciado. Hazlo a conciencia. Si tienes alguna duda después de haberlo pensado, pregunta. Al principio puede que no sepas por dónde empezar pero si mantienes la calma todo lo que has estudiado aparece. Y una vez leído planifica por qué preguntas vas a comenzar, su puntuación y el orden de respuesta…

3- Si tienes la sensación de no saber por dónde empezar, haz esquemas. Recuerda cuando se habló de ese tema en clase. Echa mano de la memoria visual para recordar cómo era la página de los apuntes o del libro dónde estaba esa información. Si se trata de un problema, puedes asociarlo a otros semejantes que hayas resuelto. Es decir, empieza por asociar ideas e imágenes. Eso te ayudará a que puedas organizar tus respuestas.

4- El reloj corre y ya tienes las cosas ordenadas en tu cabeza. Ahora toca controlar el tiempo. Haz una previsión de lo que te va a costar responder a cada una de las cuestiones. Planificar esto como si fuese una cuestión más de examen te ayudará a que tus exámenes sean exitosos. Deja tiempo también para repasar.

5- Cuida tu letra, el orden y la ortografía. No olvides que la forma en que escribes es una parte importante de un examen. Evita las tachaduras si puedes.

6- No olvides que en realidad un examen sirve para probar tus conocimientos pero también el grado de madurez que tienes respecto a ellos. Si ves que en alguna pregunta o problema requieres de más tiempo indica como continuarías su desarrollo. Aunque no es la solución a una respuesta sin tratar, puede dar idea a quien te examina si sabes de qué hablas. Por eso es un buen consejo que empieces respondiendo a las cuestiones más importantes antes de profundizar en ellas.

7- Antes de acabar, repasa el examen. Presta atención a si se entiende. Rectifica si en algo te has equivocado. Repasa con tranquilidad aunque quede poco tiempo. No se trata de empezar a dudar de todo, simplemente consiste en evitar errores de bulto en este último momento, ver que la sintaxis de cada frase tiene sentido y que no hay faltas. Revisa si has puesto el nombre y tus datos.

8- Y se acabó. Sal del examen con tranquilidad y procura no pasar el mal rato de empezar a comentar el resultado con los compañeros. Si te has quedado con dudas consulta los apuntes, pero hacerlo exactamente a la salida genera una inseguridad y unos nervios indeseables.

 

BIBLIOTECA

 

Ojalá te salgan fenomenal. Los exámenes son una ocasión de ver el resultado de todos tus esfuerzos y eso es gratificante. En la UAX te deseamos éxito.

 

Máster en Interpretación de Conferencias y sus salidas profesionales

Es grande el interés que suscita la profesión de intérprete de conferencias y poca la información de que disponen los posibles candidatos y el público en general. ¿Qué requisitos deben reunir los aspirantes? ¿Dónde estudiar? ¿Qué lenguas son las más demandadas? ¿Dónde trabajan los intérpretes? Las anteriores son algunas de las preguntas que muchos se hacen. En este artículo, intentaremos contestarlas y disipar muchas dudas.

Empecemos por el final. Los intérpretes de conferencias trabajan en Organizaciones Internacionales y en lo que en la jerga de la profesión se conoce como el mercado privado, es decir, todo lo demás: congresos profesionales, televisión, ruedas de prensa, negociaciones bilaterales, etc.

El intérprete de conferencias trabaja en dos modos principales, interpretación simultánea e interpretación consecutiva. La interpretación simultánea se practica principalmente en conferencias multilingües en las que, por lo general, dos intérpretes instalados en una cabina insonorizada escuchan a través de auriculares los discursos pronunciados en una lengua extranjera y se alternan interpretándolos en su lengua activa. En la interpretación consecutiva, el intérprete espera a que el orador haya concluido su discurso para reproducirlo. Si es muy largo, puede tomar notas y servirse de símbolos especiales y abreviaturas. Según las últimas estadísticas de la AIIC, los intérpretes dedican el 90% de su tiempo de trabajo a la interpretación simultánea y el 10% a la interpretación consecutiva.

En las Organizaciones Internacionales, ministerios, embajadas, etc, el intérprete puede tener estatuto de funcionario y trabajar con exclusividad para un solo empleador. El intérprete también puede ser autónomo y trabajar para más de una organización, e incluso combinar su trabajo de intérprete con otras profesiones.

Grado_en_Lenguas_Modernas_y_Gestion__Languages_and_International_Business_Management__94_5486f6717f6b3

Por los altos sueldos y la seguridad que ofrecen las Organizaciones Internacionales, muchos intérpretes apuestan por el estatuto de funcionario. Para ello hay que aprobar un concurso-oposición en el que se pide ser graduado o licenciado universitario y se realizan varias pruebas de interpretación simultánea y consecutiva que pueden variar según la organización. En la ONU, por ejemplo, hay que interpretar en simultánea tres discursos por cada lengua que se presenta. La Unión Europea, sin embargo, también exige interpretación consecutiva. Esas pruebas se convocan cada varios años en función de las necesidades de los servicios de interpretación. Para trabajar como autónomo para las OO. II. hay que cumplir los mismos requisitos pero el examen de acceso se puede realizar varias veces cada año.

Según la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias  y el Máster Europeo en Interpretación de Conferencias, un consorcio de universidades europeas apoyado por las Direcciones Generales de Interpretación de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo, la mejor y más eficaz preparación para ser intérprete es un curso de posgrado que cumpla los requisitos estipulados en (1) www.emcinterpreting.org y en (2) http://aiic.net/page/60, entre otros, que el 80% de las clases consistan en la práctica de la interpretación consecutiva y simultánea, y que los profesores sean interpretes en activo en Organizaciones Internacionales, o miembros de la AIIC o de una asociación nacional de intérpretes que cumpla los mismos estrictos requisitos que la primera.

Grado_en_Traduccion_e_Interpretacion._UAX_186_5487041f6e5c

Lo anterior tiene su lógica pues el estudiante que comienza un curso de posgrado en interpretación de conferencias ya debe conocer sus lenguas de trabajo a un nivel que le permita entender una conversación normal, la televisión y la prensa, ya que a estos cursos se va a aprender y practicar la interpretación, y no las lenguas extranjeras. Además, es un hecho que, por lo general, los graduados o licenciados de las 24 Facultades españolas de interpretación no salen preparados para trabajar en cabina o aprobar un examen de acceso a una Organización Internacional. La formación que ofrecen estas Facultades, por muy buena que sea, debe considerarse más bien una introducción a la interpretación de conferencias.

En segundo lugar, del mismo modo que para formar a un médico hace falta otro médico, es evidente que para formar a un intérprete, hace falta otro intérprete, alguien que practique a diario lo que enseña. ¿Quién diría lo contrario?

Pasamos ahora a las lenguas más demandadas. Naturalmente, la lengua inglesa es obligatoria para cualquier intérprete en cualquier Organización Internacional. Después hay que pensar en qué Organización Internacional se desea trabajar y cuáles son sus lenguas oficiales. Las dos organizaciones más importantes que emplean a intérpretes son la Unión Europea y la ONU. Para trabajar en la Unión Europea  son necesarias tres lenguas pasivas además de la propia, la activa. Para trabajar en la ONU, se exige obligatoriamente inglés y francés pero una tercera lengua pasiva de entre las restantes (árabe, chino y ruso) es un mérito importante.

Para el público en general pero también para los delegados en OO. II. es difícil imaginar que en todo el mundo se cuentan con los dedos de la mano los intérpretes de alto nivel de chino, árabe y ruso al español.

Grado_en_Lenguas_Modernas_y_Gestion__Languages_and_International_Business_Management__93_5486f67173846

Según nuestros datos, en todo el sistema de las Naciones Unidas  no hay ningún intérprete permanente del chino al español, solo una intérprete del árabe al español, y dos del ruso al español. La ONU recurre también a intérpretes no permanentes (autónomos) para  las numerosas reuniones que celebra cada día, por lo general, miembros de la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias (AIIC) pues son garantía de calidad por sus estrictos criterios de admisión: 150 días de experiencia de trabajo como intérprete y tres padrinos con una antigüedad de 5 años en la Asociación que certifiquen la calidad del trabajo del candidato. Sin embargo, la AIIC apenas tiene intérpretes de lengua española con árabe, chino o ruso como vemos en el cuadro de abajo, aunque sí que hay muchos intérpretes de lengua inglesa o francesa que pueden traducir de esas tres lenguas.

del ruso del chino del árabe
Al español 6 0 2
Al francés 66 18 89
Al inglés 119 85 83

Fuente:  AIIC[1]

Existe otra Asociación de intérpretes en España, la AICE que tiene en sus filas a un intérprete con chino y a dos con ruso, pero a ninguno con árabe.

En resumen, el árabe, el chino y el ruso, pese a ser lenguas muy importantes y demandadas en los mercados nacionales e internacionales son poco frecuentes en la combinación lingüística de los intérpretes de lengua española, por lo que existen grandes posibilidades de trabajo para futuros intérpretes con esas lenguas.

En todo el mundo hispanohablante solo existe un Máster en interpretación de conferencias que ofrezca todas las lenguas de la ONU y cuyos profesores-intérpretes están acreditados ante los servicios de interpretación de la ONU o de la Unión Europea, en cumplimiento de las normas de las Organizaciones Internacionales y de la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias: el máster en interpretación de conferencias de la Universidad Alfonso X el Sabio.

Puedes consultar los currículos de los profesores en la ciberpágina del máster o si deseas más información, asiste a la sesión informativa del viernes 12 de diciembre del 2014 de 16:00h a 18:00h en el Instituto de Posgrado UAX, Avenida Comandante Franco 10 Bis, Madrid Chamartín (Metro Pío XII).

[1] Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencia: http://aiic.net/directories/interpreters/languages

Motivos y Consejos para aprender un nuevo idioma

Aprender un idioma reporta beneficios más allá de lo que imaginas. Hace unos cuantos post hablábamos sobre las ventajas y el futuro de lenguas como el árabe, el chino y el ruso. Pero hoy te proponemos una reflexión más allá.

El escritor argentino Jorge Luis Borges decía que cada idioma aprendido supone la conquista de una nueva patria. No le faltaba razón.

Hoy, en la UAX te damos dos motivos y dos consejos a la hora de embarcarte en el aprendizaje de un nuevo idioma.

Grado_en_Traduccion_e_Interpretacion._UAX_78_547d9ad4bd927

Te gustará saber que el aprendizaje de un segundo idioma ayuda a que el envejecimiento de la mente sea mucho más lento. Hay estudios que señalan un retraso considerable en la aparición de la demencia senil gracias a la ejercitación que supone el manejo de una segunda lengua.  La mejor gimnasia para el cerebro es el bilingüismo.

Por otro lado si quieres encontrar trabajo, resulta clave el conocimiento de una lengua distinta a la materna. Según varios informes de reputados portales de empleo, el dominio de idiomas como un requisito laboral clave aumentó un 30% el pasado año. Es decir, un segundo idioma puede ser un factor decisivo a la hora de encontrar trabajo.

Grado_en_Traduccion_e_Interpretacion._UAX_79_547d9ad4ce011

Pero aprender un segundo idioma no depende solo de tu capacidad o tu esfuerzo, sino de la dificultad, los medios y el tiempo del que dispongas. No es igual para un hispanohablante enfrentarse al aprendizaje del chino mandarín que del italiano. En el primer caso, ya solo su manejo oral te llevará años, mientras que el segundo es posible aprenderlo en varios meses. Elige bien cual merece la pena en relación a los medios que tengas a tu alcance.

A la hora de aprender un idioma nuevo hay que tener en cuenta, igualmente,  no solo tus apetencias sino también, cuál de ellos te abrirá más puertas. Para ello considera también el distinto número de personas que lo hablen a la hora de decidir. Millones de personas pueden estar a tu alcance simplemente por conocer su lengua.

TRADUCCION

Y puedes aprender idiomas, además, porque siempre es un placer.

En la UAX te acompañamos en tu formación. Puedes consultarnos específicamente sobre este tema. Somos especialistas. Cuenta con nosotros en lo que podamos serte de ayuda.

Agenda

enero 2015
L M X J V S D
« dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031